Conecta
Arriba

El ajo negro. Conoce los beneficios de consumirlo

Fue en Japón y de forma casual donde un científico encontró una solución al problema del mal aliento que provoca el ajo blanco, intentaba encontrar simplemente una forma de reducir el olor del ajo pero encontró algo mejor, algo inesperado, descubrió el ajo negro.
Sin saberlo acababa de descubrir uno de los productos más espectaculares de las últimas décadas, un tipo de ajo que nace de someter al ajo corriente a un proceso de maduración y fermentación natural, provocando una transformación de sus aminoácidos y azucares por las altas temperaturas del proceso de fermentación, lo que da también su característico color negro.
Con este proceso, además, se aumentan notablemente sus propiedades haciendo que el ajo contenga casi diez veces más cantidad de oligoelementos, aminoácidos y vitaminas que el original.
Estos son los beneficios del exótico ajo negro 

Antioxidante

Contiene cantidades elevadas vitamina C y de oligoelementos como el selenio, el zinc, el magnesio y el cobre, imprescindibles para luchar contra la oxidación y el envejecimiento celular. Si efecto antienvejecimiento también es debido a que ayuda a producir colágeno y por su alto contenido en polifenoles antioxidantes.

Enfermedades cardiovasculares

Ayuda a limpiar la sangre, la hace más fluida y regula tanto los lípidos como el colesterol y la presión arterial. Ayudando asi a combatir enfermedades del sistema cardiovascular.

Migrañas

Si la sangre no puede circular bien, uno de los primeros problemas que van a aparecer en nuestro organismo es el dolor de cabeza. Gracias a la función vasodilatadora del ajo, ayuda a reducir los dolores de cabeza y las migrañas

Mejora las defensas

Tanto el ajo blanco como el negro son de los remedios naturales más eficaces que existen para mejorar nuestras defensas y ayudarnos mantener el organismo libre de gripes, resfriados… Tomar ajo en invierno es un remedio natural y superefectivo conocido desde hace cientos de años.

Antimicrobiano

Hay estudios que han demostrado que algunos de sus componentes actúan frente a las bacterias que son responsables de algunas infecciones y de hongos como el de la candidiasis.

Anticancerígeno

En este caso ya es un tema más delicado y en el que hacen falta más estudios, pero de lo que no hay duda es que el consumir ajo negro nos puede ayudar a evitar muchos tipos de cáncer como por ejemplo el de colon, mama o gástrico.

Antidepresivo

Ayuda a tratar problemas del sistema nervioso como la depresión, la ansiedad, el estrés… gracias a que es un producto rico en triptófano, selenio, zinc…

Energía y vitalidad

Muy utilizado en deportistas y personas que son propensas a estar cansadas, ya que favorece el riego sanguíneo y mejora las funciones cerebrales proporcionando un plus de vitalidad extra al organismo.

Función intestinal

Al contrario que el ajo crudo que no es muy recomendable en caso de sufrir problemas digestivos, el ajo negro al ser más suave si que es un gran aliado del sistema intestinal, como el estreñimiento, gastroenteritis, gastritis…

Su consumo puede ser en crudo aprovechando que repite menos que el ajo negro y su textura es más blanda y así obtener cada día los beneficios de este producto sin tener que sufrir su mal aliento o utilizándolo en alguna receta, en la alta cocina por ejemplo ya hay decenas de platos donde se utiliza.

Dónde comprarlo?

Este producto se comercializa diariamente en la Central de Abasto de la Ciudad de México, donde se puede adquirir desde $39.00 pesos la cabeza.
También están las presentaciones sin cáscara, en envase de 160 gramos, a $259.00 o en gotas de 30 mililitros el gotero, en $249.00 el frasco. Si prefieres el volumen, a $450.00 en rack de medio kilo y $800.00 el kilo.

Con información de habitossaludables.net

Comenta con Gabriel

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *