Conecta
Arriba

“El Chapo” podría quedar libre tras información con la que cuenta el gobierno de Estados Unidos

La corte federal del estado de Nueva York, en dónde se prepara el juicio de Joaquín Guzmán Loera, ex jefe del Cartel de Sinaloa, reveló que posee información que puede disminuir la responsabilidad penal del inculpado y posiblemente hasta exonerarlo de los delitos que se le señalan, según lo dio a conocer a Reporte Índigo Eduardo Balarezo, abogado de “El Chapo”.

Las pruebas de la posible inocencia de Joaquín Guzmán están en poder del gobierno desde mucho antes de la extradición de “El Chapo” dijo el abogado Balarezo, pero no han sido detalladas a la defensa, a la que sólo se le ha
proporcionado una descripción general, sin nombrar quien proporcionó esas pruebas ni cuándo ni dónde se obtuvieron.

Por esa razón Joaquín Guzmán solicitó desde hace dos días, mediante una carta dirigida al juez Brian M. Cogan, más información al respecto, a fin de fortalecer su defensa, esta petición también fue secundada por la defensa en una carta dirigida a los fiscales, pero hasta el momento no ha habido respuesta en ninguna de las peticiones.

En la misiva dirigida a los representantes de la fiscalía, se considera que conocer las pruebas de descargo son de importancia el juicio, pues “si son acreditadas por un jurado, mitigan el papel del señor Guzmán en las supuestas conspiraciones, con lo que se derrota los alegatos de la llamada “Federación” o directamente se exonera a Guzmán”.

Para conocer de estas pruebas que podrían darle la libertad a Joaquín Guzmán, el propio acusado ha sido incisivo: “Guzmán hizo peticiones muy específicas para esta misma información el 31 de enero del 2017 (Doc. # 25) y el 19 de septiembre del 2017 (Doc. # 141). También hizo solicitudes generales de este material el 17 de octubre 2017 (Doc. # 154)”, explica el abogado en la carta enviada a la fiscalía.

Ante la falta de respuesta, Balarezo considera que “la divulgación tardía de este material, hecho de una manera vaga y no específica, es altamente preocupante e indicativa del deseo de jugar con el sistema en beneficio del gobierno y para evitar que el señor Guzmán de tener un juicio justo”.

Es imperdonable, dijo el abogado al referirse a la negativa de la fiscalía de informar sobre las pruebas de descargo de “El Chapo”, sobre todo porque esa información en poder del gobierno norteamericano data desde el año 1993, desde antes de la extradición, “por lo se debió haber revelado la información de descargo hace mucho tiempo”.

Se recordó que a tres meses de que inicie el juicio, todavía Guzmán Loera y su defensa siguen revisando miles de documentos, en un expediente de más de 400 mil fojas, en donde se lamenta que no exista la cortesía de la fiscalía de proporcionar un índice u otra información que identifique la ubicación de las pruebas de descargo, que considera el gobierno tener en su poder.

Para poder elaborar su debida defensa, “El Chapo” Guzmán ha reclamado su derecho a saber sobre las 41 prueba de descargo que dice el gobierno tener, solicitando el nombre de las personas que proporcionaron dicha información, las circunstancias en que el gobierno de Estados Unidos obtuvo la información, el nombre de las personas a las que se les proporciono la información y la fecha exacta, lugar y hora en que el gobierno obtuvo la información.

“El Chapo” También está solicitando los informes, resúmenes, grabación, videos y otros documentos de memoria que contengan o que describen la información de la que ha dicho de manera escueta tener conocimiento el gobierno norteamericano.

Con información de: reporteindigo.com

 

 

Comenta con Gabriel

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *