Conecta
Arriba

Piden Morena, PT y PES que secretario de movilidad renuncie si no puede resolver el problema de transporte

Al señalar problemas de inseguridad, ineficacia e inoperabilidad del transporte público en la entidad, diputados de morena, PT y PES solicitaron la renuncia de Raymundo Martínez Carbajal, titular de la Secretaría de Movilidad del Estado de México.

“Si no puede en esta tarea que es muy compleja, secretario, renuncie”, dijo el diputado Tanech Sánchez Ángeles (morena), durante la comparecencia del funcionario ante la 60 Legislatura con motivo del análisis del primer informe de Alfredo del Mazo Maza.

Sánchez Ángeles también cuestionó si con la aplicación de los lineamientos establecidos en la Gaceta de Gobierno del 20 de marzo de 2018, que estipula los requisitos que deben cumplir las unidades del transporte público para brindar seguridad, han disminuido los delitos, y señaló que la seguridad de los ciudadanos es responsabilidad del gobierno, por lo que el gasto no debería recaer en los transportistas.

Criticó los avances del Programa de Reordenamiento estatal, pues de las 168 mil concesiones del transporte público, 73 mil están vencidas y 32 vencerán en diciembre de este año, además de que solo en seis mil 700 unidades se han instalado cámaras de videovigilancia, botones de pánico y sistemas de posicionamiento global.

Preguntó también cuáles son las empresas con las que se puede adquirir la tecnología para el equipamiento de las unidades, cuántas empresas de grúas operan y cuáles son sus lineamientos, las acciones para acabar con el transporte irregular y la razón por la cual el secretario maneja una página de internet personal con información oficial de la Secretaría.

“Señor secretario, usted es competente, objetivamente, pero subjetivamente carece de competencia para manejar esta Secretaría”, expresó el diputado Javier González Zepeda, del PT, quien lamentó que con la Gaceta del 20 marzo el gobierno estatal no haya considerado la seguridad del usuario ni las condiciones de trabajo de los transportistas, pues la tecnología que debe aplicarse en las unidades de transporte público no cuenta con condiciones de operatividad para zonas rurales.

Dijo no estar de acuerdo en que el gobierno estatal delegue funciones de seguridad pública a los transportistas y estos deban pagar el equipamiento de seguridad de las unidades, ya que la dependencia cuenta con un prepuesto de mil 56 millones de pesos y cuestionó la inversión de 2 millones de pesos para capacitar a seis mil 800 transportistas, pese a que en total son 168 mil los concesionarios.

La legisladora María de Lourdes Garay Casillas, del PES, también criticó el desempeño de Martínez Carbajal, sugirió la creación de un consejo de transportistas y subrayó que en aras de abonar a la Cuarta Transformación, el área de movilidad debería contar con personas capaces para dirigirla.

“Señor gobernador del Estado de México, licenciado Alfredo del Mazo Maza: lo exhorto a que acepte de forma inmediata la renuncia del secretario de Movilidad, Raymundo Martínez Carbajal; el transporte en el Estado de México ya está en movimiento, daremos marcha atrás a la Gaceta del 20 de marzo, juntos seguimos haciendo historia, hagámoslo nosotros”, agregó.

El diputado Alfredo González González (morena) aseguró que no ha visto acciones concretas para revertir los problemas de movilidad, por lo que exigió acciones claras y resultados: “Las muertes que acontecen día con día no pueden esperar más”.

También cuestionó al secretario sobre si podía o no con la responsabilidad que conlleva esta dependencia, y al gobernador, sobre la responsabilidad que le encomendó el estado, ya que de no poder, le pidió renunciara.

Del PAN, la diputada Brenda Escamilla Sámano, lamentó que la movilidad se vea desde tres enfoques diferentes: “El del gobierno del estado y sus cifras optimistas, el de los concesionarios y su preocupación por la Gaceta del 20 de marzo, y el de los ciudadanos que sufren a diario las consecuencias de tener un transporte público al que califican como inseguro, insuficiente, deficiente, desordenado y caro”.

Recordó que una promesa de campaña de Alfredo del Mazo fue disminuir el robo al transporte público, situación que no ha cumplido, ya que, de acuerdo con cifras del INEGI, 95 por ciento de la población manifestó que el transporte público es el espacio en donde más insegura se siente. También criticó el avance y eficacia de la instalación de cámaras para inhibir delitos y la renovación de unidades.

La diputada Araceli Casasola Salazar (PRD) señaló que si el transporte público cumpliera con las condiciones básicas de seguridad y movilidad, los mexiquenses no usarían transporte privado; preguntó sobre las consultas para la implementación del Mexibús y la manera en la que se dan las concesiones, así como por las acciones para reducir la inseguridad para los usuarios y las razones por las que no se escuchan las opiniones de los transportistas.

Los posicionamientos de los diputados del PVEM, José Alberto Couttolenc Buentello y María Luisa Mendoza Mondragón, coincidieron en que el secretario informara sobre cómo se aumentará la calidad y cobertura del transporte público, la exigencia de más seguridad y mejores vialidades, así como el acceso a la movilidad para personas con discapacidad, las regulaciones a plataformas móviles, como Uber y Didi, y los resultados de la Gaceta del 20 de marzo. Lamentaron que la movilidad en la entidad no permita a los mexiquenses pasar más tiempo con sus familias que en el transporte público.

Del Grupo Parlamentario del PRI, la legisladora Iveth Bernal Casique preguntó si la Ley de Movilidad vigente responde a las necesidades actuales de traslado de las personas, si permitirá consolidar el modelo de movilidad diseñado a partir de los objetivos de desarrollo sostenible, así como los alcances reales de lo plasmado en la Gaceta del 20 de marzo.

El secretario Raymundo Martínez señaló que, como secretario de Movilidad, es el primero en reconocer las condiciones graves en las que se encuentra el sector y dijo que la solución al problema del transporte público y la movilidad no depende de si él está o no en el cargo.

Explicó que la irregularidad y la falta de ordenamiento son dos causas fundamentales del problema del transporte público, y que las acciones para contrarrestarlas no son sencillas ni generan simpatía en el sector transportista; reconoció el reto que representa mejorar la movilidad y el transporte público con el incremento de automovilistas y la inseguridad.

También aceptó que los transportistas requieren subsidios, pero estos deben ser ordenados y regularizados, ya que con las condiciones actuales son los gestores los que se benefician; admitió que en las ocho últimas ocasiones en las que se ha entregado subsidio no se ha tenido avance en la regularización.

Dijo que la aplicación de la tecnología en el transporte público ha permitido que 6 mil 700 unidades sean monitoreadas en el Centro de Control y Gestión de la Operación de

Transporte Público enlazado al C5 de la Secretaría de Seguridad, además se han aplicado 386 operativos a 28 mil unidades, de las cuales 3 mil 700 fueron sancionadas y retiradas de circulación; se hace una revisión cotidiana de 8 mil unidades de transporte público en el Mexipuerto 4 Caminos de Naucalpan, y se aplicaron 616 operativos con 86 mil 400 exámenes toxicológicos y de alcoholemia, de los cuales 370 operadores fueron sancionados al resultar positivos.

Comenta con Gabriel

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *