Conecta
Arriba

Nuevos estudios relacionan el consumo de café con cáncer de pulmón; el descafeinado es peor

El consumo de dos o más tazas de café o de té al día puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, según una investigación realizada por un equipo internacional de científicos presentada en la conferencia anual de la Asociación Estadounidense para la Investigación del Cáncer que finalizó este miércoles en Atlanta (Georgia, EU).

Los autores de este trabajo realizaron una evaluación de 17 estudios diferentes hechos en Estados Unidos y Asia, en los que se relacionaba la ingesta de las dos bebidas con el cáncer de pulmón. Las investigaciones analizadas se basaban tanto en personas que no fumaban como en fumadores diagnosticados con esa enfermedad.

Como el consumo de café y de té está estrechamente relacionado con los hábitos de los fumadores, los estudios previos podían haber arrojado resultados poco consistentes, señala el nuevo trabajo. El autor principal de este nuevo análisis, Jingjing Zhu, de la Universidad de Vanderbilt (EU), indicó que en las investigaciones anteriores no se distinguió qué fue lo que provocó el desarrollo del cáncer de pulmón, si el tabaco o las dos bebidas.

En la evaluación se detectó que las personas que no fumaban pero bebían dos o más tazas de café al día tenían un 41 por ciento más de probabilidades de desarrollar la enfermedad, en comparación con aquellos que no tomaban esa bebida. Del mismo modo, las personas no fumadoras que consumían dos o más tazas de té diarias tenían un 37 por ciento más de probabilidades de desarrollar cáncer de pulmón que los que no bebían té.

El riesgo era similar para todas las edades y razas y para todo tipo de café. De hecho, el café descafeinado llevaba asociado un 15 por ciento más de probabilidades de provocar la enfermedad que el café con cafeína. En este sentido, los autores del nuevo trabajo sugieren que no es la cafeína la detonante del cáncer de pulmón, sino algo en el proceso de tostado del café lo que impulsa el vínculo entre la bebida y el riesgo de sufrir esa enfermedad.

Con información de: sinembargo.mx

Comenta con Gabriel

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *