Conecta
Arriba

Prueban anticonceptivo masculino con eficacia

Un estudio con 40 hombres sanos probó con éxito un anticonceptivo masculino que además de prevenir los embarazos mantiene la libido.

Se trata de una píldora denominada dodecilcarbonato de beta-metil-19-nortestosterona o simplemente 11-beta-MNTDC, que combina una hormona masculina y progesterona.

El estudio se realizó en coordinación con la fundación de investigación LA BioMed y la Universidad de Washington en Seattle. Los investigadores, comandados por la doctora Christina Wang, dividieron a los 40 participantes.

A 10 se les dio una cápsula de placebo y a los otros 30 distintas dosis de 11-beta-MNTDC: 14 de 200 miligramos y 16 de 400 mg. Todos los participantes tomaron el fármaco a diario por 28 días.

Tras el mes de prueba se halló que entre los hombres que tomaron el anticonceptivo se redujo notablemente la testosterona sin experimentar efectos secundarios graves, no obstante, llegaron a presentar fatiga, acné o dolor de cabeza.

Solo cinco presentaron una ligera disminución del deseo sexual, en tanto que dos padecieron una disfunción eréctil leve pero sin que su apetito sexual bajara.

Los efectos secundarios leves fueron reversibles tras la suspensión del tratamiento, estableciéndose que para afectarse la producción de esperma sería necesario tomar el anticonceptivo por al menos 60 o 90 días.

Es así que se planean estudios más largos para asegurar que el medicamento es efectivo y seguro. Las nuevas indagatorias podrían analizar la actividad sexual de las parejas.

“La anticoncepción hormonal masculina segura y reversible debería estar disponible en aproximadamente 10 años”, indicó Wang en el informe del estudio.

Cabe destacar que la 11-beta-MNTDC deriva del undecanoato de dimetandrolona o DMAU, el primer anticonceptivo masculino potencial, probado por el mismo equipo de investigación.

“El objetivo es encontrar el compuesto que tenga menos efectos secundarios y sea el más efectivo. Estamos desarrollando dos medicamentos orales en paralelo en un intento de hacer avanzar el campo (de la medicina anticonceptiva)”, indicó la profesora de Medicina e investigadora conjunta, Stephanie Page.

Con información de: lopezdoriga.com

Comenta con Gabriel

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *