Conecta
Arriba

Busca MORENA evitar que notarias sean designados como pago de favores políticos

La diputada Mónica Angélica Álvarez Nemer, en nombre del Grupo Parlamentario de morena, presentó al Pleno de la 60 Legislatura una iniciativa de reforma a la Ley del Notariado del Estado de México para limitar actos de corrupción y evitar que las notarías sean heredadas o regaladas como pagos de favores políticos.

En sesión del Segundo Periodo Ordinario, presidida por la diputada Guadalupe Mariana Uribe Bernal (morena), Mónica Álvarez explicó que su iniciativa pretende que los procesos futuros de nombramientos de las y los notarios públicos respeten siempre las disposiciones constitucionales y garanticen, a quienes participan en ellos y a la ciudadanía, procesos transparentes, equitativos y en igualdad de circunstancias, que brinden certeza jurídica.

Dijo que la entidad se ha visto inmersa en escándalos de nombramientos de notarios con tintes partidistas, políticos y de amiguismo. “No podemos olvidar que el Ejecutivo del Estado en el año 2017 violó flagrantemente el principio de legalidad, al no cumplir cabalmente con lo que señala en el artículo 11 de la Ley del Notariado del Estado de México; referente a los requisitos mínimos para ser titular de alguna notaria, generando falta de certeza, opacidad e ilegalidad en sus nombramientos”, recordó.

De acuerdo con la iniciativa, para ser aspirante a notario es necesario obtener una constancia otorgada por el gobernador con base en el cumplimiento de requisitos como ser licenciado en Derecho con título profesional y cédula expedida por la Dirección General de Profesiones de la Secretaría de Educación Pública, con una antigüedad mínima de 5 años anteriores a la fecha de la solicitud.

Asimismo, haber realizado prácticas de manera ininterrumpida por un año bajo la dirección de un notario estatal, y que la persona que apruebe el examen de oposición no sea designada en la notaría en donde haya prestado sus servicios, por lo cual tendría que ser asignado a otra notaría vacante.

También deberán acreditar el curso de formación a aspirantes a notario que imparte el colegio o alguna institución pública autorizada, estar en pleno ejercicio de sus derechos, no padecer enfermedad que impida el ejercicio de las facultades intelectuales, acreditar conducta honorable y no estar sujeto a proceso penal por delitos graves, ni haber sido condenado en sentencia ejecutoriada por delito doloso.

Señala que la constancia otorgada por el gobernador para ser aspirante, así como el nombramiento de notario, se registrarán en la Secretaría de Justicia y Derechos Humanos, en el Instituto de la Función Registral, en el archivo, y ante el colegio.

Dichas constancias y nombramientos contendrán nombre y apellidos de la persona a quien se confiere, lugar de residencia, número de Notaría que le corresponda y fecha del nombramiento, en su caso.

La iniciativa fue enviada a la Comisión Legislativa de Gobernación y Puntos Constitucionales para su análisis y dictamen.

Comenta con Gabriel

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *