Conecta
Arriba

¡Arriba los novios!

Habemus Frente. No salió humo blanco, ni negro, ni rosa, cual tarjeta gubernamental. Salió una especie de vaho amarillo, azul y naranja que parecía un helado de esos de chicle que sabían como a mole de olla, que tenían pequeñísimas gomas de mascar de colores, ya despintadas, con una consistencia un poquito más dura que una piedra del riñón de la maestra Gordillo.

Llegaron al matrimonio el PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano. Se les hizo. Pese a que los novios piensan diferente, ahí va, juntos a la eternidad.

La novia, vestida de azul, blanco y naranja, lleva mano. Será la que mande en la casa. La que lleve los pantalones. Dice que es pura y sin mancha, aunque lleva varias embarradas de mole antidemocrático. Su mami le dijo que no se casara con su hoy desposado pero le valió un bolillo y ya lo amarró. Dicen que está embarazada, y por eso la urgencia de encontrarle papá al chamaco. Un chamaco parecido a un cerillo de esos que guardaban el recaudo de la tienda Blanco, justo en Juárez e Instituto Literario.

La novia es conservadora, religiosa y los domingos en vez de comer barbacoa hace ayuno y oración para aplacar su cuerpo.

Al novio, de amarillo y negro, le gusta el desmadre. No se sabe cuántos años tiene, qué estudia, si trabaja o es aviador del país. Algunos hasta dudan de que tenga credencial del INE o pasaporte. Su papá la abandonó; luego, su hermano mayor, también hizo lo mismo. Varios familiares lo han acusado de primitivo, insipiente y llorón. Le trae hartas ganas a la luna de miel, y negoció con la novia que no habría torta hasta el matrimonio.

El pajecito es un morrito que canta una pegajosa canción sobre un movimiento ciudadano, movimiento naranja…

Se quieren casar para gobernar el estado de México. Se dicen Frente democrático. Antes era ciudadano pero ya no les gustó el padrino. Llegan al altar para, aseguran, hacer grande a la entidad, y de paso zangolotear a una Morena que, en algún momento, coqueteó y casi hizo que se rompiera la relación.

Por si las dudas. Frente a la oficina de bodas está el juez del divorcio. ¿Cuánto durará el matrimonio? Se preguntan los invitados a la boda.

Ya viene la Víbora de la mar y el ramo.

La luna de miel puede ser en Europa o en el Ojo de Agua de Almoloya

Comenta con Gabriel

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *